¿Usáis calor para preservar vuestros productos?

Seguir

No, la esterilización por calor, que se utiliza para muchos alimentos convencionales, desgraciadamente destruye no sólo las bacterias y los gérmenes, sino también muchas vitaminas sensibles al calor, como la vitamina C, el color y el sabor.

Por ello, nuestros productos se prensan en frío a alta presión después de que las verduras y las frutas se hayan cocido al vapor suavemente para conservar las vitaminas.

Gracias a esta pasteurización a alta presión (HPP), también podemos eliminar las bacterias y los gérmenes y mantener nuestros productos de yamo refrigerados durante varias semanas. Al mismo tiempo, se conservan muchas vitaminas, el color y el sabor fresco. Esto supone una gran ventaja frente a muchos productos convencionales de los supermercados que han sido tratados con altas temperaturas.

Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0

Comentarios

0 comentarios

Inicie sesión para dejar un comentario.